Crítica: El Bebé Jefazo

El-bebe-jefazoSemana Santa es una temporada idónea para llevar a tus hijos al cine. Vacaciones laborales, comienzo del trimestre para los pequeños y una ocasión perfecta para reunirse en familia y disfrutar de palomitas. Por suerte, siempre tenemos la oportunidad de encontrar películas destinadas a los más pequeños de la casa, ya sea de la mano de Universal, Disney o incluso Ghibli. Aunque tampoco debemos ser niños ni haber construido una familia para poder disfrutar de cintas como “El Bebe Jefazo“, la última apuesta de los estudios Dreamworks.

El Bebe Jefazo” cuenta la historia una desestructuración familiar tras la llegada de un bebé bastante peculiar al hogar de los Templeton. La familia está compuesta, según Tim, hijo único, por un triángulo perfecto y estable formado por él, su padre y su madre. “El Bebé Jefazo” es una comedia ácida que gustará tanto a pequeños como a mayores, a pesar de no contar con una doble lectura en su trama como sí lo hacen cintas de los estudios Disney Pixar, que siempre van por delante.

Sin lugar a dudas, una de las cintas más cómicas por parte de Dreamworks desde “Shrek”, obra referente para estos estudios. Sorprende la enorme cantidad de chistes orientados al público más adulto (que se ha visto obligado a acompañar a su hijo a ver la cinta porque, obviamente, “Crudo” no es la mejor opción familiar). “El Bebé Jefazo” está repleta de guiños sociales que vienen acompañados por gracias al más puro estilo caca-culo-pedo-pis (muy literalmente) para que el pequeño de la familia disfrute de algo más que de su colorida animación. Desgraciadamente, esta nueva cinta de animación se acerca más al resultado final de “¡Canta!” que al de “Vaiana”, dos de los últimos éxitos del cine de animación. “El Bebé Jefazo” resulta divertida, entretenida y agradable, pero no consigue perdurar en el tiempo como sí lo hace la última ¿princesa? Disney.  Su labor social es escasa y, dado a la adultez de la que está dotada el personaje protagonista de esta historia, podría haber sido posible una vuelta de tuerca más. Estirar el chicle de “¿de dónde vienen los bebés?” no lleva a ningún lado.

Por suerte, sus 90 minutos son disfrutables e incluso entrañables. Como entretenimiento, “El Bebé Jefazo” es ideal para ver en familia. Sus doblaje es más que acertado y el modo de rozar casi el humor negro se agradece por parte del público que supera la mayoría de edad. Dreamworks necesita dar un paso hacia delante y arriesgar. “Shrek” supuso una reinvención del género, pero han pasado ya 15 años. No se puede vivir del cuento durante tanto tiempo. Literalmente.

Nota: 6,5 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s