Carta a aquellos que quieren eliminar el doblaje en castellano

Huelga por parte de los actores de doblaje en España” ha sido uno de los grandes titulares de esta semana. Cientos de medios especializados en cine y televisión se han hecho eco de la noticia, provocando un sinfín de comentarios por parte de los internautas a través de redes sociales. Los actores de doblaje, que luchan por la justicia salarial inexistente en su campo, han aprovechado el tirón mediático explicando detalladamente la situación laboral en la que se encuentran, levantando aún más polvo. ¿Dónde está el problema?

A raiz de la situación, se ha establecido un dilema con respecto a la versión original de una película o la versión doblada, habiendo uno leído disparates relativos al tema en cuestión. Dado que mediante este tipo de redes la gente escribe en caliente, sin parar a reflexionar más allá de su opinión, uno decide hacer oídos sordos, más aún cuando el usuario posiblemente no rebose la mayoría de edad. El problema llega cuando uno lee barbaridades en una web dedicada íntegramente al ámbito cinematográfico, tal y como podíamos hacer en este artículo de blogdecine.com. Juan Luis Caviaro, editor y coordinador de la web en cuestión, explica con pelos y señales por qué están luchando los trabajadores del sector de doblaje de la Comunidad de Madrid. Sin embargo, en el momento de dar su opinión personal, el redactor patina de manera excesiva:

“Enseguida surge en Internet la alternativa de eliminar el doblaje en España, de una vez por todas, y sinceramente, es algo que llevo deseando durante años así que lo aplaudiría. Por supuesto, una vez que se solucione justamente la situación con los trabajadores de doblaje, que denuncian unas condiciones salariales lamentables. Y si se mantiene esta industria, que supongo que no va a morir este mes, sus reivindicaciones deberían ser atendidas. ¿Pero qué piden exactamente?”

El redactor aplaude la idea de eliminar el doblaje en España. Tratándose de un medio especializado y de una persona que escribe unas tres entradas diarias en la web, me parece completamente absurdo que alguien supuestamente tan cualificado pueda tener esta mentalidad. Juan Luis, que probablemente lleve gafas de pasta y se declare fan incondicional del cine iraní más alternativo, apoya la versión original subtitulada que, lamento decirte, no es versión original. En el momento en el que se añade una línea de subtítulos que el propio director no ha consentido, la palabra “original” podría ser eliminada por completo.

A menos que uno sea capaz de dominar decenas de idiomas a la perfección, si se desea ver una película con el audio original, los subtítulos tendrán que ir de la mano, independientemente de su lengua. En el momento que se añaden subtítulos a la cinta, nuestra mirada se desvía hacia la parte inferior de la pantalla, rompiendo totalitariamente la experiencia cinematográfica (a no ser que seas Leticia Sabater). Cuando uno no puede centrar toda su atención en los detalles de una película, pasas de “ver una cinta” a simplemente “mirarla”. Personalmente, como amante de la cinematografía, no creo que sea el modo más idóneo de efectuar esta acción. “Mirar una película” es el equivalente a “tocar un cuadro” si nos adentramos en la pintura: una falta de respeto.

Obviamente, no todos somos santos. Todos hemos cometido este error más de una vez, ya sea con el fin de mejorar un idioma, por estar impacientes al estreno de un nuevo capítulo de nuestra serie favorita o incluso por pases en festivales. Sin embargo, hay que ser conscientes de lo que está bien y de lo que está mal. Sorprende ver cómo a la gente “se le llena la boca” rechazando las versiones dobladas, creyendo mostrar una imagen más culta y sabia de su persona. Lamentándolo, siento decirte que simplemente eres gilipollas  idiota.

Además, si por algo destaca el doblaje en castellano es por su riqueza. Países como Suecia deciden proyectar en sus cines las versiones con el audio original complementada con subtítulos en sueco debido a dos razones: la poca relevancia de su idioma (con respecto a otros como el inglés, el francés o el español) y la escasez de actores de doblaje existentes en ese país. Tan solo son dobladas las series infantiles y alguna que otra cinta, pero nada en comparación con países como Francia o España. En nuestro país tenemos una cantidad enorme de actores capaces de igualar el producto original y que, si se cuenta con una buena traducción de los diálogos originales, seremos incapaces de notar diferencia alguna.

“Es que en la versión doblada no soy capaz de apreciar la interpretación de un actor” es una de las excusas más frecuentes para esta agrupación de personas. Existe la regla-no-escrita de que una interpretación se valora en un 50% por la voz y en otro 50% por la gesticulación. Nos encontramos en la misma situación tanto para los amantes del doblaje como para los que apoyan las versiones subtituladas, dado a que ninguno será capaz de apreciar al 100% el trabajo realizado por el actor.

Saber apreciar el doblaje de una cinta supone la experiencia cinematográfica íntegra. La observación de cada plano, cada corte y cada detalle. Personalmente, sería incapaz de disfrutar una película como “La Gran Apuesta” debido a la enorme cantidad de tecnicismos económicos que usa en su guión. Para estar dos horas leyendo, prefiero comprarme un libro. La sensación y empatía que uno es capaz de alcanzar viendo una película bien doblada es superior a la de ver una versión subtitulada, le pese a quien le pese.

En conclusión, bajemos los pies a la tierra, no queramos ser tan modernos-alternativos y no pensemos que por tener un B2 en alguna lengua podemos entender una película a la perfección. Los detalles se escapan y puede que estos sean los que hagan de una película una obra maestra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s