Crítica: Manchester Frente Al Mar

manchester_by_the_sea-889918647-largeManchester Frente Al Mar” es una de las candidatas a hacerse con la preciada estatuilla el próximo 26 de febrero y, según la prensa especializada, la única junto con “Moonlight” capaz de acabar con el liderato establecido por “La La Land”. Con seis nominaciones, podemos confirmar que los críticos están dando palmas con las orejas con esta cinta. Pero, ¿verdaderamente es para tanto?

La cinta dirigida por Kenneth Lonergan (“Margaret”, “Gangs of New York”) narra la historia de Lee Chandler Bing, un hombre de vida desestructurada que se ha visto envuelto en problemas durante toda su vida. Lee se verá ejerciendo de tutor legal de su sobrino tras la muerte de su hermano, lo cual supone una nueva pérdida de estabilidad en el protagonista. “Manchester Frente Al Mar” es una historia íntima y personal sobre el sentimiento de culpa  y las relaciones familiares que calará profundamente en el espectador gracias a la escritura de su guión y a las impresionantes interpretaciones que la cinta trae consigo. Sin embargo, los 150 minutos de duración resultan poco sólidos, llegando a desconectar intermitentemente pasada la primera mitad de la película.

Si por algo destaca “Manchester Frente Al Mar” es por su guión. Sorprende gratamente el enfoque que toma, ya que todos los actos están tratados desde el punto de vista de Lee, protagonista absoluto de la historia. Lee (Casey Affleck) es un hombre que ha cometido cientos de errores debido a sus problemas con el alcohol. Sin embargo, esta visión sirve para adentrarnos de lleno en la piel del personaje, siendo capaz el espectador de perdonar su pasado y darle una nueva oportunidad. Incluso cuando sabe que sus acciones en la actualidad no son las correctas, el espectador consigue empatizar de lleno gracias a la escritura de su guión y, como no, la increíble interpretación de Affleck. “Manchester Frente Al Mar” recuerda a la lectura de “Lolita”. Sabiendo que las acciones de Humbert, un hombre de mediana edad, son completamente erróneas, el espectador consigue ver y casi entender el abuso infantil hacia Lolita. Aquí se repite la misma carta y, por suerte, el resultado es espectacular.

Sin embargo, la película peca de una mala estructuración de su guión. Los 150 minutos de metraje quedan desaprovechados y resultan el mayor handicap de la cinta. Su primera mitad resulta sólida y con una seguridad espléndida. Sin embargo, los sucesos pocos relevantes y la pérdida de la intriga que componen esta segunda mitad debilita en exceso el resultado final de la película. La que podría coronarse como “drama del año” acaba convirtiéndose en una cinta cansada y descafeinada.

Su apartado interpretativo brilla con máximo esplendor. Casey Affleck consigue llevar el peso absoluto de la película de manera soberbia. Este adulto con cara de niño refleja el dolor y la culpa desde el primer fotograma de una manera increíble, siendo capaz de aguantar difíciles primeros planos y adentrarse por completo en el personaje. Su premio Oscar estaría más que merecido, pero las acusaciones de acoso sexual podrían jugar en contra del hermanísimo de Ben. Por otro lado encontramos a Michelle Williams, ex-mujer del protagonista y única actriz capaz de robar todo el protagonismo cuando aparece en pantalla. Tan solo son necesarias tres escenas para que su actuación quede grabada en nuestras retinas. Sencillamente magnífica. Por último, Lucas Hedges, cuya interpretación pasa sin pena ni gloria.

En su apartado más técnico, la película resulta correcta. Al tratarse de una cinta tan íntima, se apuesta mucho más por interpretaciones y guión que por una pomposa fotografía o una demoledora banda sonora. Por suerte, el resultado no queda entorpecido, aunque hubiese sido de gran agrado la presencia de elementos cinematográficos con el fin de engrandecer la cinta o, puestos a pedir, evitar el desgaste sufrido en la segunda mitad de la cinta.

En definitiva, “Manchester Frente Al Mar” consigue momentos brillantes pero que, por desgracia, llegan a ser ensombrecidos por otros dotados de una enorme flacidez narrativa. Eso sí, merece la pena su visionado por las interpretaciones y los momentos álgidos de esta.

Nota: 7 / 10

Anuncios

Un comentario en “Crítica: Manchester Frente Al Mar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s