Crítica: Captain Fantastic

ho00003779Captain Fantastic” es una de las sorpresas de esta temporada de premios. Protagonizada por un virtuoso Viggo Mortensen y dirigida de manera asombrosa por Matt Ross, esta comedia colorista y algo ambiciosa se convierte en una cinta a tener en cuenta y que, si corre algo de suerte, será recordada con el paso de los años. Una preciosa visión sobre una educación infantil alternativa orientada a la supervivencia en caso más extremos que no dejará a nadie indiferente.

Captain Fantastic” juega desde primer momento con el espectador, sacándolo de su zona de confort debido al escenario en el que se desarrolla. Desde el primer fotograma, el espectador se pregunta quiénes son, por qué están ahí, si huyen de algo y si se trata de una adaptación en carne y hueso de “Los Thornberrys“, gran clásico de Nickelodeon para todo aquel nacido en los 90s. La película nos muestra una familia de niños aparentemente asalvajados. Niños de goma. De los que se caen y nos les pasa nada. Todos ellos liderados por su propio padre, encarnado por un espectacular Viggo Mortensen, demostrando que hay vida más allá de “El Señor de los Anillos”. La película plantea un dilema moral al espectador: ¿es acertada la educación que reciben los niños y jóvenes hoy en día?

Quizá el dilema tanteado sea uno de los grandes aciertos de la película, en el cual los sentimientos se muestran a flor de piel y se enseña la otra cara de la moneda de una educación orientada totalmente a la naturaleza de las personas. Cómo curar una quemadura, cómo saber si un hueso está roto e incluso las consecuencias cargadas de tecnicismos médicos tras caer a más de 10 metros de altura haciendo escalada. Todo esto acompañado de cientos de datos aprendidos gracias a la lectura de cientos de ejemplares dedicados a la ciencia y, como no, a la naturaleza.

Su guión está bien estructurado, resultando bastante fácil el visionado del film. Además, se complementa de pequeñas incógnitas que animan al espectador a mantener la intriga evitando así caer en una monotonía. Los personajes están bien presentados y todos  poseen un encanto particular de lo más agradable. En ocasiones pensamos que estamos viendo una nueva adaptación de “Peter Pan” y que en algún momento cantarán “Volarás, Volarás, Volarás”. Pero claro, aparece Mortensen y ese hombre es de todo menos un niño. Así que volvemos a la cinta y seguimos disfrutando de ella.

La película sorprende por la calidez y saturación de todos sus fotogramas, proporcionando una visualización bastante alegre y optimista incluso en aquellas escenas cargadas de dramatismo. Unos planos en ocasiones hasta quemados pero que aportan una importante función narrativa a la historia contada. Su dirección es contundente y, en ocasiones, hasta arriesgada para tratarse de una comedia debido a lo largo que resultan algunos de sus planos.

Su reparto es sencillamente increíble, descubriendo enormes dotes interpretativas en todos y cada uno de los actores hasta la última escena, independientemente de su edad. Increíble como muchos son capaces de aguantar un plano de más de un minuto con una naturalidad asombrosa. Viggo Mortensen sorprende por sostener de manera magistral todo el peso de la película. Sencillamente increíble.

En definitiva, “Captain Fantastic” es una comedia fantástica (chiste fácil) que promueve unos nuevos ideales que nos dejarán pensativos durante bastantes días, evitando que la película no caiga en el olvido tras su visionado.

Nota: 8 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s