Crítica: Kubo y las dos cuerdas mágicas

kubo_and_the_two_strings-146854951-largeSin lugar a dudas, una de las cintas de animación más aclamadas del año. “Kubo y las dos cuerdas mágicas” se ha hecho con el apoyo totalitario de la crítica gracias a su método tan convencional de grabación y al estupendo viaje que supone tanto para niños como adultos. Para muchos, esta película está a punto de convertirse en la primera película de los estudios Laika en hacerse con la estatuilla más preciada del cine de animación el próximo mes de febrero, cuando aún no se han presentado ni las nominaciones de los premios Oscar. ¿Es para tanto?

Kubo y las dos cuerdas mágicas” cuenta la historia de Kubo, un tuerto niño con poderes mágicos capaz de hacer figuras de papel mientras toca la guitarra. Origami musical. Suponemos que, el día en el que se repartieron los poderes en su familia, él fue el último. “Kubo” supone una experiencia audiovisual bastante agradable pero que está lejos de ser una obra maestra en este género. Su guión, a pesar de brillar por su sobresaliente estructuración, puede llegar a ser demasiado confuso para los niños, que se centrarán más en lo visual que en la historia.

Los puntos fuertes de esta cinta quedan claros desde primer momento. La textura de sus fotogramas y la vitalidad y color de los que se dotan todos y cada uno de ellos serán los encargados de cautivar al espectador en el momento en el que comienza a proyectarse la película. Sin embargo, una vez nos acostumbramos a esta fascinante fotografía, necesitamos de un guión capaz de hacernos seguir con el interés de la película. Su guión, lejos de ser pobre, cuenta con historias cargadas de emoción que nos ayudarán a seguir disfrutando de este viaje que, desgraciadamente, no supera la calidad de otras cintas como “Toy Story”, “El Viaje de Chihiro”, “Del Revés” o, este mismo año, “Zootrópolis”, película más frenética de la historia cinematográfica del género animado.

“Kubo” funciona como película familiar, aunque no como película infantil. Quizás sea esta la razón por la cual la crítica está dando palmas con las orejas con la cinta, la cual se ha hecho un hueco gracias al leve traspiés por parte de Disney Pixar. Probablemente este año no veamos “Buscando a Dory” entre las nominadas, pero tampoco veremos a “Kubo” alzándose con tan ansiado premio. Disney, un año más, conseguirá coronarse como el mejor estudio de animación de la historia del cine y, si no, tiempo al tiempo. “Zootrópolis” ha conseguido adaptar un thriller a un formato animado de una manera soberbia, suponiendo una nueva vuelta de tuerca al género.

En definitiva, “Kubo” funciona y encandila al espectador debido al enorme trabajo y resultado visual que se ha conseguido. Sin embargo, acaba siendo “La Canción del Mar 2.0″, con todos sus aciertos y fallos.

¡Ah! Queridos estudios Laika, podríais haber titulado la película simplemente”Kubo” y así os hubieseis ahorrado el ENORME SPOILER que supone este título oficial.

Nota: 7 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s