Crítica: Freeheld, un amor incondicional

freeheld-cartel-1Ni pertenece a esta temporada de premios, ni es nueva, ni la vas a ver en los cientos de tops anuales de cine de este año. Sin embargo, “Freeheld: un amor incondicional” tiene los suficientes aciertos como para ser destacada y evitar que esta cinta caiga en el olvido más profundo. Aquel foso en el que encontramos notables aciertos como “Brooklyn” o el último disco de Carly Rae Jepsen.

“Freeheld” es un drama lésbico de 2015 que, como siempre, llegó a España con más retraso que el segundo disco de Fergie. La película narra una historia basada en hechos reales sobre dos mujeres, entre las cuales existe una diferencia de edad bastante notable, que lucharán por la igualdad de género en pleno 2002. Recordemos que el matrimonio homosexual se legalizó hace un año en Estados Unidos, por lo que ¡SPOILER! no verás una boda por todo lo alto en la película.

Sin lugar a dudas, “Freeheld” destaca por haber sido capaz de reunir a dos grandes actrices: Julianne Moore y Ellen Page. La primera consiguió hace dos años su tan ansiado Oscar gracias a su enorme interpretación en aquella casi-TV-movie titulada “Siempre Alice”. La segunda, está aún en ello. Parece que “Juno” no fue suficiente para La Academia. Ambas actrices son capaces de levantar una cinta cuya dirección y guión podrían pertenecer a una lacrimógena película de fin de semana en Antena 3. Su excelente interpretación consigue adentrarte en la historia de manera absoluta, consiguiendo empatizar con los dos personajes principales.

Si bien la cinta es una retahíla de “plano contra plano” y su guión resulta excesivamente forzado, es una película necesaria para el cine y la sociedad. Una cinta cuyo principal objetivo es dar poder a la mujer en el cine, creando personajes a la altura y de distintas edades. Personajes de enorme carisma y bien definidos por un guión. “Freeheld” destaca por la presentación que hace de sus dos personajes principales, a pesar de que pierda el norte a la hora de narrar las distintas escenas. La entrega de ambas actrices a la película es innegable, siendo lo mejor de toda la película. Seguro que Patricia Arquette está contenta a pesar de la enorme sucesión de actos cargados de dramatismo facilón que presenta la película.

En la película también aparece Steve Carrell haciendo un personaje bastante peculiar. No tiene desperdicio.

Aunque queda mucho camino por recorrer, “Freeheld” es un buen primer paso.

Nota: 5,5 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s