Crítica: Swiss Army Man

swiss_army_man-898715742-large Si hay una película que ha dividido a la crítica este año, no es otra que “Swiss Army Man” (con el permiso, claro está, de “The Neon Demon“). Dan Kwan y Daniel Scheinert han sido los culpables de “expulsar” a toda una sala de cine durante su proyección en el Festival de Sundance tan solo cinco minutos después del comienzo de su proyección, levantando más de una ampolla entre la prensa profesional orientada al medio cinematográfico. Quizás no sea una muy buena carta de presentación, pero el revuelo causado hace que no le quitemos el ojo a estos dos directores noveles.

“Swiss Army Man” narra un surrealista viaje realizado por un náufrago (Paul Dano) y un zombie con flatulencias continuas (Daniel Radcliffe). Para que después digan que el cine original está agotado. La película presenta un sin fin de escenas y situaciones que harán que te lleves las manos a la cabeza y que, quizás, sea el mayor punto a favor de la película. Conversaciones sobre la masturbación, descubrimiento de nuevos sentimientos y hasta un pene que sirve como brújula. Los directores del vídeo de “Turn Down For What” ponen todas sus cartas sobre la mesa, presentando una cinta de aires serie B con un toque de viralidad alucinante.

La película podría ser descrita como un juego que los directores hacen a los espectadores. Si decides entrar en su juego, disfrutando de ese caos de irregularidades e inverosimilitudes presentadas, “Swiss Army Man” supondrá una hábil comedia que te hará desencajarte la mandíbula. Si comienzas a cuestionar todos y cada uno de los aspectos de los que se compone la cinta, acabarás saliendo de la sala tan solo cinco minutos más tarde, tal y como pasó en el último festival de Sundance. Además, la fuerte presentación de la película será suficiente para saber qué tipo de espectador eres. Ver a Paul Dano usando el cuerpo de Daniel Radcliffe cual moto acuática no tiene desperdicio.

Querido Daniel. Si querías que olvidásemos tu pasado encarnando a Harry Potter, lo has conseguido por completo. Tranquilo, yo no te juzgo. Eras pequeño y no sabías en que bodrio te estabas metiendo. Un abrazo.

Por suerte, decidí entrar en el juego de ambos directores, disfrutando con una comedia como hacía tiempo que no lo hacía.

“Swiss Army Man” no tiene aún distribuidora en España, por lo que olvidaos de verla en cines. Esperemos que alguna se digne y podamos hacernos con ella en BluRay próximamente.

Nota: 7,7 / 10

Anuncios

Un comentario en “Crítica: Swiss Army Man

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s