Crítica: Personal Shopper – Especial SEFF 2016

personal-shopper-posterCerramos el ciclo con la francesa “Personal Shopper” que, si por algo ha llamado la atención, es por contar con Kristen Stewart, eterna Bella de “Crepúsculo” como actriz principal y absoluta de la película. ¡Cuidado! No os dejeis llevar por el nombre del título de la cinta, pues no tiene nada que ver.

Sin lugar a dudas, “Personal Shopper“, dirigida por Olivier Assayas, fue una de las grandes sorpresas de este último Festival de Cine Europeo de Sevilla. Si bien tomé la decisión de ir a todas y cada una de las proyecciones sin tener ni la más remota idea de lo que trataban las cintas (con el fin de evitar el hype pre-proyección), el hecho de no haber leído nada sobre esta, sorprendentemente, causó un efecto negativo.

La película francesa cuenta la historia de Maureen, una joven que trabaja como personal shopper de una celebrity. Pensando que la cinta sería una crítica hacia lo artificial y plástico que puede llegar a ser el mundo de la moda, me encontré con una cinta de fantasmas que, en ocasiones, podía llegar a ser confundida con muchísima facilidad con un capítulo de “Entre Fantasmas”. Y no: Jennifer Love Hewitt no aparece en la película. La cinta parte de la premisa de chica-de-aspecto-descuidado-odia-su-trabajo cuando, inesperadamente, da un giro de ciento ochenta grados centrándose en la relación que tenía Maureen con su fallecido mellizo, centrando toda la película en cómo intentar establecer una conexión con el más allá con el fin de hablar con su hermano. Porque Maureen, amigos, es medium. Y, de nuevo, no: Aramis Fuster tampoco aparece en esta película.

Uno de los aspectos a tener en cuenta es la elección de Kristen Stewart, conocida por su incapacidad interpretativa, como actriz principal de la obra. Personalmente, creo que ejerce de manera bastante notable su papel, a pesar de que su personaje no esté lo suficientemente bien definido como para no desafinar en la cinta. “¿Cómo puede alguien entrar en Cartier en chandal?”  o “¿Cada cuánto se lava el pelo esta chica?” eran dos preguntas que venían a mi cabeza durante la proyección de la película. A pesar de todo, Kristen consigue adentrarse en su personaje de manera completa, siendo uno de los grandes puntos a favor de “Personal Shopper”.

Sin embargo, los fallos frecuentes en su guión rompen por completo el pulso narrativo de la película. “Personal Shopper” se desvía de su camino demasiadas veces, dando la sensación de estar viendo más de una película a la vez. Desgraciadamente, “Personal Shopper” acaba siendo “El Diablo Viste de Prada meets Scream meets Entre Fantasmas meets Expediente Warren”. Si añadimos a esto los errores de descripción del personaje principal y algunas de esas frases cliché que presenta la película, tenemos una cinta que, desgraciadamente, no cumplía los requisitos mínimos como para formar parte de la Sección Oficial del ya mencionado festival.

Por suerte, cuando la película conseguía tomar una buena dirección (o una única dirección), el espectador era capaz de adentrarse en la cinta de lleno, llegando a presentar momentos de brillantez. Por ejemplo, la escena del “te acoso por Whatsapp mientras estás en el tren”. No tenía nada que ver con la cinta, pero era imposible despegar la mirada ni un solo segundo.

“Personal Shopper”, más que cine de autor y de culto, tal y como afirmó el director de la película antes de su proyección, es cine casi-comercial. Sin lugar a dudas, de las únicas película que, más allá de los distintos festivales a las que han sido presentadas, podría tener algo de carrera en los cines convencionales.

Al finalizar la película, mi cara era todo un despropósito, puesto a que no entendía el objetivo que intentaba alcanzar la película. ¿Quería ser “The Neon Demon” o una cinta de James Wan? Sin embargo, no dudaría en volver a darle una nueva oportunidad, sabiendo todos los puntos flacos de esta. “Personal Shopper” no es una película sobresaliente pero, soprendentemente, un mes más tarde me sigo acordando de ella, por lo que algo bueno sí que tiene que tener. Quizás haya que volver a verla para saber dónde residía su encanto.

Nota: 6 / 10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s