Crítica: American Honey – Especial SEFF 2016

american_honey-591565293-largeBut wasn’t quite ready to leave / So innocent, pure and sweet / American honey“, cantan Lady Antebellum. “American Honey” es, sin lugar a dudas, una de las grandes sorpresas del festival de cine organizado en la capital andaluza. Detrás de este se encuentra Andrea Arnold, que ya tiene un Oscar bajo el brazo. Se rumorea que ya está levantando el segundo brazo.

American Honey” es un relato intimista y deslumbrante sobre una chica de apenas dieciocho años, Star (Sasha Lane), que decide dejar lo poco que tiene y embarcarse en una aventura desgarradora con un grupo de adolescentes que acaba de conocer. En este grupo encontramos a Jake (Shia Lebouf, conocido por “Nymphomaniac”, “Transformers” y, por qué no, el videoclip de “Elastic Heart” de Sia), el cual será incapaz de apartar la mirada de la inocente Star. El grupo tiene como misión conseguir la mayor cantidad de dinero posible vendiendo suscripciones a revistas (algo así como “Círculo de lectores”) con el fin de conseguir, tal y como ellos lo denominan, una vida de ensueño.

Alcohol, drogas, sexo, dinero y rap. De estos cinco elementos parte la premisa de la cinta. “American Honey” es una retahíla de sentimientos que no dejará a nadie indiferente y que, por suerte, ha cuidado su guión y su estética hasta el extremo. Comenzando por esos preciosos 4:3 como formato de imagen y ese filtro amarillo en todos y cada uno de los fotogramas y terminando por ese guión que abarca desde las relaciones amorosas de la protagonista hasta el olvido del pasado con el fin de comenzar una vida mejor. El último filme de Andrea Arnold provoca una montaña rusa de emociones en el espectador, el cual queda inmerso durante los 158 de metrajes que, eso sí, quedan algo largos. Ya sabeis: “lo bueno, si breve, dos veces bueno”.

Pero, sin lugar a dudas, si hay un aspecto en el que “American Honey” no tiene rival, ese es su banda sonora. Dominada fundamentalmente por rap/trap, nos muestra un género musical que influye en los jóvenes americanos como lo hizo el rock en los 50s o el pop más bubble-gum en los 90s. Todo esto con la ayuda de “We Found Love” de Rihanna y Calvin Harris, canción que no seremos capaces de sacarnos de nuestras cabezas en las próximas semanas (por si no tuvimos bastante con las emisoras de radios en 2011). Jeremith, Ciara, Rae Sremmurd… todo esto acompañado de referencias de Kim Kardashian y demás elementos actuales de la cultura “pop” actual. Como si las chicas de Spring Breakers decidiesen dejar a un lado la música electrónica y las luces fluorescentes.

Su guión, escrito por la propia directora, posee coherencia y una estructuración envidiable. Además, arriesga dejando tramas abiertas, lo cual ha llegado a enojar a más de un espectador (nota para ese tipo de espectador: no veas “Enemy”). Su fotografía, dotada de asombrosos primeros planos de los personajes, consigue hacernos empatizar de manera inmediata con todos y cada uno de ellos. En cuanto a las interpretaciones, Sasha Lane se adentra en su personaje de manera asombrosa, siendo capaz de soportar primeros planos de un modo alucinante. Shia Lebouf brilla con luz propia.

En definitiva, “American Honey” se convertirá en un referente para toda una generación, tal y como lo han hecho cintas como “Dope” o la ya mencionada “Spring Breakers”. Por suerte, “Honey” está dotada de una madurez de la cual carecen las dos anteriores. Primer gran acierto del #SEFF2016.

Nota: 8,7 / 10

 

Anuncios

2 comentarios en “Crítica: American Honey – Especial SEFF 2016

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s