Crítica: La Gran Apuesta

la_gran_apuesta_45963Hay directores que empiezan con mal pie pero que, de repente, consiguen meterse a los espectadores y a la crítica en el bolsillo con una sola película, olvidando lo anteriormente dirigido. Ese es Adam McKay, director de las cuestionables “Hermanos Por Pelotas” o “Los Otros Dos”, que con “La Gran Apuesta” ha hecho un borrón y cuenta nueva.

“La Gran Apuesta” es una de las mayores sorpresas de la temporada. La cinta en cuestión narra, a modo casi documental, la crisis financiera a partir del año 2007 desde el punto de vista de cuatro personajes cuyas vidas se centran en la inversión en bolsa. Muchos diréis que puede parecer un aburrimiento pero, sorprendentemente, no lo es. ¿Por qué? Porque está narrada para “dummies”, siendo el mayor acierto del metraje. Además, con el fin de atraer a todo tipo de espectadores al cine, la cinta está protagonizada por Christian Bale, Steve Carrell y Ryan Gosling. Y sí, sé que Brad Pitt también aparece en el póster de la película, pero considerarlo un personaje protagonista o incluso importante en el desarrollo de la película me parece una ofensa.

La última obra de McKay narra, de manera bastante sarcástica, la explosión de la burbuja inmobiliaria, con todos los tecnicismo que esta conlleva. ¿Qué hacen para que no te pierdas entre tanto término específico? Parar la película y explicarte en pocos segundos qué significa cada vocablo, a qué se debe y qué conlleva, tirando de inesperados cameos y ejemplificando de la manera más cotidiana posible. Todo esto es llevado a cabo de una manera quizás excesivamente documental, aunque sin llegar a ser perteneciente del género, permitiendo aprovechar al máximo multitud de elementos propios de un largometraje. Además, para poder conocer mejor cómo funciona todo el tema de la burbuja inmobiliaria, se narra la historia desde cuatro puntos de vista diferentes, viendo cuales son las estrategias de cada uno de ellos, sus consecuencias o cómo afecta a cada una de las empresas para las cuales trabajan. Además, con el fin de que el espectador consiga adentrarse de lleno, tenemos diversos personajes secundarios relacionados con los protagonistas, desconocedores de lo que está pasando y de lo que podría llegar a pasar si la burbuja estalla. Todo un acierto.

Otro de los grandes aciertos es su edición. Sobresaturación de imágenes desde Ali G hasta Obama con el fin de ubicar en el tiempo al espectador. Imágenes que se consumen en menos de un segundo y que sirven de transición entre diferentes escenas que dan saltos en el tiempo. Un acierto mostrarlo de ese modo ya que, en películas como “Boyhood”, que transcurre en 12 años, podrían ser consideradas metidas con calzador (la hermana del protagonista viendo el videoclip de “Telephone” en el coche). Además, el personaje encarnado por Ryan Gosling sirve de narrador para la cinta, hablando y coqueteando con la cámara cual capítulo de Modern Family.

Su guión es acertado, aunque no perfecto. Si bien me parece correcta la idea de parar la película con la aparición de tecnicismo o acciones que no sabemos lo que conllevan, por muy pocos segundos que tarden en explicar su significado, se acaba rompiendo el clima de la película. Eso sí, es preferible romper el clima a perder el hilo de la película.

La interpretaciones, tal y como nos tienen acostumbrados, son magníficas, destacando a Steve Carrell y a Christian Bale. Es increíble cómo este último es capaz de adentrarse en el personaje de manera tan sublime, dotándolo de una relevancia increíble a pesar ser tan solo de un personaje correctamente escrito. Steve Carrell está cada día más y más cerca de ser reconocido como uno de los mejores actores del momento. Si bien el año pasado calló bocas gracias a “Foxcatcher”, este año no se queda atrás, a pesar de haber sido ignorado pro los BAFTA y los Oscars. Habrá que seguirlo de cerca.

Alan McKay se dispone a convertirse en uno de los directores más cotizados por Hollywood y “La Gran Apuesta” supone el pasaporte perfecto para ello. Una película que encantará a los economistas y que despertará el interés en la bolsa en aquellos no tan cercanos al tema. Todo un acierto haberse quedado a tan solo un paso del documental.

Nota: 7,5 / 10

Anuncios

Un comentario en “Crítica: La Gran Apuesta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s