Crítica: El Francotirador

El_francotirador-943269662-largeClint Eastwood vuelve a la guerra, y nunca mejor dicho. “El Francotirador” (“American Sniper“) ha dado la sorpresa tanto en premios como en taquilla, estando a punto de lograr ser la película más taquillera de 2014 en Estados Unidos. Además, la cinta protagonizada por Bradley Cooper acumula 6 nominaciones a los premios más importantes del panorama cinematográfico. Sí, las mismas que “Boyhood“. ¿Merecidas?

El Francotirador” narra la vida de, evidentemente, un francotirador que será enviado a Irak poco después del 11-S. Y como en esta crítica pienso ser lo más breve posible, iré al grano: estamos ante la americanada del año. Al igual que “Argo” o “En Tierra Hostil”, hablamos de una película hecha por y para americanos. ¡Vaya error el mío el de pensar que esta cinta podría revolucionar el cine bélico! Estados Unidos por aquí, Estados Unidos por allá… Todo esto acompañado por una dirección simplona e impersonal, unas actuaciones bastante corrientes y sí, un bebé de plástico.

La cinta a analizar está protagonizada por un Bradley Cooper que se ha comido a Bradley Cooper. Cooper dará vida a Chris Kyle, el francotirador militar más letal de Estados Unidos, lo que viene siendo el “héroe americano” de la cinta. Un personaje que se nos presenta de manera rápida pero, al menos, efectiva. Además, encontramos a una Sienna Miller más sosa que el pan sin sal. Con menos carisma que un cacahuete, Sienna dará vida a la mujer del francotirador que espera ansiosa a que este vuelva de la guerra, suplicándole que se quede en EEUU una y otra vez. Vamos, lo típico. Después, proporcionando la mejor actuación de toda la película, encontramos a la hija del protagonista: un bebé de plástico (fenómeno conocido como #babygate) que se come a todo el reparto con una interpretación arrolladora, o al menos en comparación con la de Sienna Miller. Pocas interpretaciones más que destacar.

En cuanto a su guión y dirección, en tan solo media hora estamos de lleno en lo que es el cuerpo de la cinta. Una presentación de los personajes, por qué el protagonista quería ser francotirador y demás historias. Sin embargo, cuando parecía que la película iría por el buen camino ofreciendo escenas de tensión como las que aparecen en el trailer, el mismísimo Clint Eastwood decide tirar de las escenas de acción que sirven como entretenimiento y relleno para el público más comercial y, no nos engañemos, menos exquisito. Es decir, no esperes escenas en las cual existe una enorme reflexión por parte del protagonista entre la vida y la muerte, su profesión o sus actos pasados como bien se muestran en el trailer. Es tan solo una escena. En “El Francotirador” veremos muchos hombres gritando “¡oh, mirad, es la leyenda!”, “zona oeste despejada” o “necesitamos ayuda, nos han acorralado”, lo cual dificulta la distinción entre “El Francotirador” o “Los Mercenarios”. Una vergüenza. ¡Ah! No olvidemos la frase más mítica de toda la película. Cuando preguntan al protagonista la razón por la cual ha escogido esa profesión, el responde con un ya mítico: “para honrar a Estados Unidos: el mejor país del mundo“. Es entonces cuando a mi me dejan muerto-cadaver-petrificado. Además, el tan odioso déjà vu tiene presencia en el guión de la película. Existen unos 15 minutos de la cinta que se repiten una y otra vez. “Me voy a la guerra, vuelvo a EEUU, tengo un hijo, me voy a la guerra…”, y así varias veces.

En su aspecto más técnico, nos encontramos con un sonido y una mezcla y edición de este brillante, siempre acompañado de excelentes planos y una fotografía maravillosa que facilitan la visión de la película. Sin embargo, ni la mejor fotografía del mundo puede salvar una película (si no, que se lo digan a la tediosa “Avatar”). Aún así, la película no deja de ser entretenida, fácil de ver y apañada para un domingo por  la tarde-noche. Eso sí, no pienses que vas a ver algo revolucionario.

En resumen, “El Francotirador” confirma el regreso más pocho y americano de un Clint Eastwood excesivamente comercial y con menos aspiraciones en la vida que un concursante de Factor X, pero que sabe cómo llevarse al público americano al bolsillo con un bebé de plástico. Porque Estados Unidos es el mejor país del mundo, ¡y punto en boca!

Nota: 6 / 10

Anuncios

2 comentarios en “Crítica: El Francotirador

  1. nllbrnt dijo:

    Completamente de acuerdo.
    No venden el cuento de que la guerra es la solución y de que Estados Unidos, no – AMÉRICA – es capaz de solucionar todo y meterse en todos los conflictos.
    Estoy a favor de las soluciones pacíficas y menos matanzas, no de los que parece ser el sueño americano bélico: Transformarte en héroe.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s