Crítica: Into the Woods

Into_the_Woods-763837529-largeDisney vuelve a las andadas. Su última propuesta: “Into The Woods”, una casi-comedia musical de oscura apariencia que posee el reparto más fluffy visto en décadas. Grandes elementos que vienen de la mano de Rob Mashall, director por excelencia de musicales que no da pie con bola desde hace más de una década. ¿Conseguirá con “Into The Woods” volver a encaminar su carrera como director?

I Wish, I Wish”, cantan los personajes del último musical de Disney. “Into The Woods” plantea una idea bastante sencilla a la vez que interesante. ¿Qué pasaría si aquello que Cenicienta tanto ansiaba no era lo que realmente quería? ¿Y si el príncipe y la princesa Disney por excelencia no estaban hechos el uno para el otro? “Caperucita Roja”, “Jack y Las Habichuelas Mágicas” y “La Cenicienta” son los cuentos de los cuales parte la nueva propuesta de la compañía del ratón más importante del mundo. Los protagonistas de dichas historias descubrirán cómo la vida puede dar un giro de 180º en tan solo un segundo y verán cómo aquello que tanto querían y ansiaban se convierte en un arma de doble filo provocando finales no tan felices como los esperados.

En primer lugar, situémonos. “Into The Woods” es un musical de Disney. De Disney. Disney. ¿Qué importancia tiene? Mucha. No nos esperemos un musical orientado a un público más adulto como son “Chicago” o “Los Miserables”. Estamos hablando de Disney, estudio que ha dado grandes obras maestras como “High School Musical” o “Hannah Montana: The Movie”. También blockbusters de la talla de “Frozen: El Reino del Hielo” o “Alicia En El País De Las Maravillas”. ¿Qué tienen en común todas estas películas? Están orientadas a un público de entre los 8 y 18 años, o 20-30 si eres una persona con gustos algo infantiles (¡Ojo! Yo he disfrutado como un enano viendo “Frozen”, pero de ahí a considerarla una de las mejores películas ever, hay un paso). Es por eso por lo que mi confianza se depositaba plenamente en Rob Marshall. El director del musical más importante del siglo XXI, “Nine” “Chicago”, lleva sin dar pie con bola más de una década. Marshall nos conquistó con grandes escenas como “Cell Block Tango”, pero poco más ha conseguido desde ese momento. Una carrera con más fracasos que la de Pilar Rubio, siendo capaz de estropear productos tan pomposos como “Nine” (mayor basura EVER!) o “Piratas del Caribe: En Mareas Misteriosas” pero que, de alguna manera casi inexplicable, aún despierta cierta curiosidad a la hora de adoptar un producto.

Marshall decide no mojarse. “Into The Woods” no profundiza en ninguno de los temas que toca, quedando en una superficialidad bastante deslucida. Con un prólogo impactante, se nos hace una breve pero contundente presentación de los personajes remarcándonos sus objetivos a lo largo de la historia (ir al festival para conocer al príncipe, vender una vaca o conseguir llegar a casa de la “abuelita”). El resultado es una primera mitad bastante agradable y entretenida, de la cual se hace un buen desarrollo y donde todos los actos pueden ser considerados coherentes y verosímiles (sabiendo que nos enfrentamos a una película que narra las historias de los hermanos Grimm). Sin embargo, la segunda mitad de la película, que puede ser diferenciada con clara facilidad, decide tirar por la borda lo hasta entonces conocido. Nada tiene sentido en esta parte. Partiendo de unos personajes tan planos como los de los cuentos a tratar, se espera que ese giro ya mencionado proporcione algo más de carácter al personaje, que exista una evolución en ellos. ¿Alguien la ha visto? Yo desde luego no. El público ya está acostumbrado a la impactante escenografía que ofrece “Into the Woods” y conoce el modo melódico en el que serán llevados a cabo los problemas de los personajes. La segunda parte debería tener una trama más consistente y un mejor desarrollo de los hechos, y no ser un batiburrillo de sucesos que ocurren sin ton ni son que no aportan nada al espectador. En definitiva: faltan horas de producción. Además, Marshalll no ha sido capaz de sacar todas esas ventajas que el mundo cinematográfico puede aportar. Recordemos que “Into The Woods” es uno de los grandes musicales que se ofrecen en Broadway. El director de “Chicago” no ha conseguido hacer un buen uso de los elementos y, en lugar de Broadway, parece que esté adaptando una obra musical de escuela de secundaria. The Robby Horror Picture Show.

Aunque no nos engañemos. Si en algo destaca el último musical de Disney es en su reparto. Coged aire: Anna Kendrick, Meryl Streep, Emily Blunt, James Corden, Chris Pine y Johnny Depp. Y estos tan solo son los importantes. Sin embargo, Emily Blunt se lleva el gato al agua. Su interpretación puede ser considerada la mejor de este pomposo reparto. Su personaje es el único que demuestra tener una evolución, es más consistente y, por suerte, es el menos insoportable de los ya nombrados. Vocalmente se defiende correctamente, aunque sin llegar a conseguir al efecto que provoca Anna Kendrick en el espectador. ¿Quién iba a decir a esta chica que “Pitch Perfect” la iba a llevar tan alto? Su voz está muy acorde a toda la historia y a todo el clima que esta representa. Es imposible no pensar en las primeras princesas Disney con sus agudos (no a Idina Menzel con Elsa, ya que sería un tanto catastrófico ver ese torrente de voz en alguien tan prudente y bobalicona como es Cenicienta). Su interpretación es buena, aunque nada del otro mundo. Sin embargo, si algo llama la atención es la nueva nominación de Meryl Streep por su papel como bruja en la historia. Sin lugar a dudas, Mer (que es como la llamamos los amigos) es una de las mejores actrices de la historia, pero este papel y esta interpretación no están a la altura de alguien con tanto recorrido como ella. Una interpretación excesivamente limitada, en la que es imposible reconocer a la Meryl Streep que nos pone los pelos de punta y nos hace vibrar con cada una de sus interpretaciones. Se ve que en los premios de La Academia pesa más el nombre que la propia interpretación.. (Jennifer Aniston le ha dado a like a este comentario). Por último, encontramos al actor más sobrevalorado de todos los tiempos; Johnny Depp. Queridos espectadores, Johnny Depp no tiene mérito ninguno. Los encargados en maquillaje y vestuario sí, ya que consiguen hacernos creer que es un personaje sacado de uno de los mundos más locos jamás encontrados (en el caso de aburrida “Alicia En El País De Las Maravillas”). Depp lo único que hace es poner su cara de sorpresa y la de asqueado de manera intermitente. Por suerte, podemos considerar su paso por la cinta como un cameo. Depp aparece caracterizado de putero italiano (o Lobo según nos quieren hacer creer) durante 2 minutos de la película. El resto de las interpretaciones, bastante buenas.

Musicalmente, “Into The Woods” peca de poco realismo. Si hubiesen adoptado técnicas como las de “Los Miserables” (cantaban en vivo), hubiesen logrado un resultado brillante. Sin embargo, a menudo parece estar viendo un videoclip en el que el lip-sync falla más que el show de Britney en Las Vegas. El resto de elementos, muy buenos. Se ve que se ha puesto empeño en todo lo relacionado con la escenografía, el vestuario y el maquillaje, quedando una apariencia excelente. ¿Por qué “Maléfica” no se hizo con un equipo como este? Nadie lo sabe…

Destacar la cántico a la agonía de los dos príncipes, en el que da la sensación de estar viendo un sketch del show de Jimmy Fallon.

En resumen, “Into the Woods” puede considerarse otro intento fallido de Rob Marshall, en el que las interpretaciones y toda la atmósfera de la película brilla con luz propia, pero que el guión y la dirección se ven más oscuras que las posibilidades de Lindsay Lohan de salir de la droga.

Nota: 5,8 / 10

Anuncios

6 comentarios en “Crítica: Into the Woods

  1. nllbrnt dijo:

    Estoy absolutamente de acuerdo con lo que expusiste, de hecho no pienso hacer la crítica de la película porque ya ha quedado bastante claro en to entrada. Vi muchas de las películas nominadas a los Oscars o por la que sus actores estaban nominados e Into the Woods es una de las peorcitas… Esto considerando que vi otras como Inherent Vice que es absolutamente desesperante.

    Gracias por exponer mis pensamientos,
    Macarena

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s