Crítica: Annie

annie_ver5¡Annie ha vuelto! La huérfana pelirroja más famosa del cine (y probablemente, la única que conozcamos) llega de nuevo a las pantallas de nuestros cines de la mano de (¡atención!) Jay Z y Will Smith. Como podréis imaginar, la nueva Annie tiene de blanca lo que Kanye West de humildad…

¿Pero qué os voy a decir que no sepáis de Annie? Niña huérfana sueña con encontrar a su familia y vivir una nueva y mejor vida. ¿Qué hay de nuevo en este remake? Poco, la verdad. En primer lugar vemos un cambio bastante llamativo en el personaje protagonista. La nueva Annie pasa de ser de piel clara y pelo naranja a ser de color. Annie pasa a ser Annie-gga (suenan platillos). Sin embargo, todos los cambios del personaje de esta nueva versión son positivos. Bajo mi punto de vista, es el mayor acierto de la película. Dada a la importancia social que tiene una película de estas dimensiones, era necesario hacer llegar a los más pequeños el mensaje de la igualdad, y se hace de una manera más que acertada. Un segundo cambio, es la modernización que sufre todo el guión, integrando redes sociales como Twitter o Instagram en la trama de la película. Sin embargo, pocas cosas más destacan de remake.

Annie” peca de muchas cosas: desde tener un guión poco convincente a tener unas interpretaciones casi tan malas como las de “El Niño“. Nadie sabe por qué, han decidido hacer de “Annie” una película de 2 horas. ¿Consecuencias? Ritmo demasiado lento para ser una película infantil y unas 5 canciones innecesarias usadas para hacer algo de relleno. La película no fluye de manera correcta, quedando un resultado bastante agridulce. Además, sus interpretaciones no son lo mejor que podamos ver en cines, a pesar de el reparto tan pomposo con el que cuenta esta nueva “Annie”. Quvenzhané Wallis, Jamie Foxx, Rose Byrne o Cameron Diaz. La primera de ella, nominada al Oscar por su impresionante interpretación en “Bestias Del Sur Salvaje”, se come al resto del reparto. Wallis (sí, la llamo por su apellido porque su nombre es imposible) consigue sacar lo mejor del papel y abordarlo de manera soberbia. Además, demuestra que puede cantar y bailar ampliando aún mas su increíble currículum. Los demás… poco bueno puedo decir de ellos. Jamie Foxx, uno de los actores más sobrevalorados de la historia (aún no puedo evitar acordarme de su espantosa interpretación en “Un Ciudadano Ejemplar”), encarna a una versión algo desmejorada de The Rock en “Papá Por Sorpresa”. Rose Byrne da vida en Emma Pillsbury, de Glee. Y por último, Cameron Diaz haciendo de Cameron Diaz. Todo un desastre.

Sin embargo, si en algo destaca “Annie” es en el pésimo doblaje, especialmente en el musical. La traducción de canciones es un asunto bastante complejo. Si bien creo que la haber pasado al español las canciones de cintas como “El Fantasma De La Ópera” o “My Fair Lady” son dos de los mayores despropósitos del cine, cuando abarcamos una película infantil, la cosa cambia. “Annie” es una película dirigida especialmente al público infantil, sin llegar a ser una película familiar (existe una gran diferencia entre los dos géneros que se tienden a agrupar). Traducir las canciones tiene un claro propósito: facilitar el visionado al pequeño espectador. Sin embargo, el resultado no consigue ser tan bueno como quizás ellos esperaban. Las letras ahora carecen de sentido, con errores garrafales de expresión y cero similitud voz-personaje.

(Ahí va otra carta)

Querido español encargado del doblaje musical de “Annie” (imagino que será una decisión que tomará Sony España),

¿Qué parecido ve usted entre la voz nasal de María Parrado y la de Wallis? Sí, María Parrado apunta a ser una gran promesa de la música (en el apartado más comercial). Sin embargo, nadie conseguirá creer que “esa voz sale por esa boca”. Además, ¿qué le hace pensar que Jamie Foxx canta como David Bustamante? Decisiones como esta hay que pensarlas y meditarlas tranquilamente, y no decidir traducir las canciones a dos días del estreno.

Atentamente,

Alejandro Rubio

Bueno, después tenemos a Sia, lo cual siempre es un acierto.

En resumen, esta nueva “Annie” no consigue despegar ni opacar a las anteriores versiones. La dulzura de la película tan solo dura veinte minutos, quedando 80 minutos de un insípido metraje infantil que, por suerte, nos recordará que una de las grandes promesas del cine sigue deseando abarcar nuevos proyectos. Esperemos que pronto consigua el papel que le de el Oscar.

Nota: 4,25 /10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s