Crítica: Title – Meghan Trainor

meghan_trainor_title-deluxe-portadaIncreíble, pero cierto. Nadie ha parado el disco de la mujer con menos carisma que hemos conocido en 2014. Sí, habéis acertado: la one-hit wonder de 2014 (con permiso de Magic!) estrenó disco el pasado mes de enero, una versión ampliada de un EP de cuatro canciones que daba un giro de 0 grados a lo ya escuchado. ¿Dará este nuevo “Title” un giro inesperado y evitará que caiga en el agujero negro de los flor de un día?

Recordemos: “All About That Bass” es la canción que la catapultó a la fama, llegando incluso a desplazar el “Shake It Off” de Taylor Swift de los más alto de Billboard Hot 100 cuando tan solo llevaba dos semanas reinando el ranking (hay que tener en cuenta que, nadie sabe por qué, las canciones permanecen entre 5 y 8 semanas en lo más alto). Lo que quizás sea más impactante es que su éxito no haya sido solo en terreno estadounidense. En España obtenía la primera posición en Promusicae (siendo la última canción en coronar la lista con las antiguas normas). La aceptación del tema, que fue número uno en la lista más importante del mundo mundial universal, se ampliaba por todo el terreno Europeo, uno de los mercados musicales más importantes. Sin embargo, Meghan Trainor llevaba un enorme cartel de one-hit wonder en su frente: su voz no era nada especial, sus composiciones no eran gran cosa (aunque no habíamos podido escuchar mucho) y sus temas tan solo triunfaba por un simple factor: viralidad.

Sin embargo, la Carly Rae Jepsen de 2014, daba la vuelta a la tortilla y, en pleno boom de “All About”, estrenaba “Lips Are Movin”, un tema que no podía parecerse más al primer single y que, aunque no me lo explico, consigue hacerse un hueco en las listas de ventas y eleva la cantidad de pre-orders del disco a analizar. ¿Es “Title” el álbum que le cavará la tumba o tendremos que esperar un poco más?

“Title”, un disco 100% pop que viene acompañado, como todo disco, con varias baladas bastante ñoñas y prescindibles, pero que puedes ser escuchado con muchísima facilidad, primer punto a favor de la two-hit wonder. Con un interlude titulado “The Best Part”, Meghan nos ofrece presenta el disco, que es abierto y cerrado por el primer y segundo single respectivamente. ”All About That Bass”, primer tema sin tener en cuenta el interlude, es un tema con toques muy sixties que recuerda mucho a toda la temática de la maravillosa “Hairspray”. ¿Es que nadie se ha imaginado a Tracy Turnblad cantando esta canción en el programa de Corny Collins? Todo esto, claro está, con Travolta travestido haciéndole los coros. Un tema muy “Welcome To the 60s” que ya todos habreis escuchado, aborrecido, recuperado, aborrecido y, finalmente, odiado. Es lo que tiene que Los 40 Principales descubra una canción tres años y medio más tarde… “Dear Future Husband” sigue la línea del primer single: melodía facilona, producción correcta y un back in time en cuanto a estilo musical. La canción huele a single desde la casa de Carly Rae Jepsen, la cual está haciendo ahora mismo budú a la pobre Meghan por casi haber salido del agujero del que ella siempre será reina: el agujero de los one-hit wonders.

Y llegó el momento de las canciones más lentas del disco, que son tan prescindibles como Iggy Azalea en el panorama Hip-Hop actual. “Close Your Eyes” hace que cierre los ojos (¡qué chistoso yo!) y “3am” me provoca más aburrimiento que la gala de los Goya. Y claro, como en todo disco, también tiene que haber una colaboración. ¿El elegido? John Legend, cantante al que todos conocemos por temas como “All Of Me”, “All Of Me” o… “All Of Me”. La canción suena un poco como “Visions Of Love” de la diva de entre todas las divas vivas y muertas: Mariah Carey. Es por eso por lo que decido recuperar ese saco que usé en la review del casi-aceptable “1989”. Sí, ese saco que huele a “Blank Space”, “Style”, “Bad Blood”… “Like I’m Gonna Love You”, nombre del dueto entre la mujer sin labio y el intérprete de la canción ganadora de un Globo de Oro (“Glory”), sería la tercera en entrar en el saco.

¿Pixie Lott? ¿Qué haces tú por aquí? ¡Seguridad! ¡Seguridad! ¡Se ha colado una desesperada en “Title”!” fue lo que dije cuando escuché “Bang Dem Sticks”, un tema que parece sacado de uno de los insoportables discos de la británica ya mencionada (del disco que quieras: “Turn It Up”, “Young Foolish Happy” o “Pixie Desesperada Lott”). Otro para la bolsa.

Y es” Walkashame” la que confirma lo sospechado: Meghan nos está colando temas que ya habíamos escuchado. Es un “Dear Future Husband 2.0”. Y “Title”, canción que da nombre al disco, es un “Dear Future Husband 3.0”. Además, todas acompañadas de una parte rapera un tanto WTF. Aunque, oye, si Iggy dice que es rapera, ¿por qué no va a poder ella? Sin embargo, todos los temas se hacen tremendamente pegadizos, siendo imposible sacar el tema de nuestras cabezas, lo cual deja un sabor algo agridulce, ya que queda demostrado que la fórmula es efectiva, pero el factor ambición está por los suelos.

Captura de pantalla 2015-02-07 a las 2.04.13

Espectacular cameo de Meghan Trainor en High School Musical, en el cual confirmaba los rumores de su pasión por el Hip-Hop y no por los libros de ciencias

What If I” es una balada que va para el famoso saco de cabeza y sin manguitos. Una balada muy Christina, he de decir. Aunque quizás sea porque entre ella y Mariah tienen el dominio de todas las baladas de 1990s hasta hoy. Y el segundo single del disco, “All About That Lips”, suena para poner fin a un disco que se pasa sorprendentemente rápido y que cumple con su cometido: es un disco poco ambicioso que entretiene y hace disfrutar al oyente durante la media hora que tiene el disco como duración. Sin embargo, poco más se puede profundizar sobre este disco, cuyas bases se repiten demasiado y parece una playlist de 5 canciones repetidas durante 30 minutos.

Nota: 4,5 / 10

Anuncios

3 comentarios en “Crítica: Title – Meghan Trainor

  1. nllbrnt dijo:

    No he escuchado el disco entero, pero hasta ahora me han gustado sus canciones. Por supuesto, que como es mujer no se le menciona la carrera que ella había emprendido antes, ni para quien ha escrito canciones. Vocalmente es mejor que muchas, a decir verdad, y quizás no haya tanta variedad desde el plano musical, pero las letras de las canciones parecen expresar de forma más creíble que quiere una mujer blanca, heterosexual y de un país desarrollado en estos tiempos. (No me meto con lo que podría ser feminismo o no, porque siento que aún así algunas canciones tienden a caer en lo que se espera de nosotras por ser mujeres, visto desde la masculinidad hegemónica).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s