Crítica: Chapter One – Ella Henderson

Ella_Henderson_Chapter_OneElla Henderson es una de las personas con más potencial que han salido del talent show británico por excelencia durante estos últimos años. Supo sorprender y dejar boquiabierto a medio mundo con su fantástica versión de “Believe”, una de las canciones más annoying de la historia, como bien comentó uno de los miembros del jurado. Tras finalizar su paso quedando en una inmerecida sexta posición, Ella Henderson vuelve con su primer álbum de estudio: “Chapter One“. ¿Estará a la altura?

Recapitulemos. Ella Henderson, con tan solo dieciséis años de edad, consigue entrar en una de las más grandes fábricas de productos musicales de todos los tiempos. Ni la espantosa versión americana de este formato supo hacerle frente, a pesar de contar con una de las grandes estrellas del pop durante esta última década: Britney Spears. Durante su paso en el concurso, fue considerada por muchos la nueva Leona Lewis dada su capacidad vocal y el modo en el cual se apoderaba de nosotros cada vez que pisaba el escenario. Desde el ya comentado “Believe” de Cher, hasta canciones propias como “Missed” (incluída por suerte en el disco), arriesgando con una algo más movido como “You’ve Got The Love” de Florence + The Machine e incluso haciendo desastrosas adaptaciones como “Bring Me To Life” de Evanescene. Esas son muchas de las facetas que pudimos ver de esta joven promesa. Y, tras haber conseguido un contrato discográfico con la compañía musical Syco, es ahora cuando verdaderamente empieza la carrera de Henderson. ¿Su carta de presentación? “Chapter One”.

“Chapter One” (a la venta el 13 de Octubre) es un disco pop de trece temas en su edición más sencilla. Además, podemos encontrar una versión deluxe de dieciocho temas o una versión exclusiva en iTunes que añade tres temas más en acústico a la versión deluxe de dicho LP. Destacando la ausencia de colaboraciones durante los 49 minutos de duración, nos encontramos ante un álbum muy falto de personalidad y con una solidez más que pésima. Una pena.

Ghost“, primer single de este primer capítulo, es la encargada de abrir el disco. Una canción pop sin excentricidades que consigue quedar grabada en nuestras cabezas con una facilidad envidiable. Vocalmente indiscutible (ya que es la cualidad principal de Ella), esta canción consigue ser un buen gancho para que aquellos no seguidores de Ella en su periodo de concursante den una oportunidad al disco. Las notas más bajas de la británica son su principal handicap. Habrá a quien les guste que quede forzado ya que puede llegar a aportar algo de personalidad a esta adolescente. A mi, personalmente, me parecen un espanto. Sin embargo, no podemos quitar nada de mérito a este temazo, a sus hooks y a la maravillosa atmósfera capaz de conseguir a través de sus falsetes. Una pena que “Ghost” no represente, ni de lejos, una mínima imagen del disco. Además, encontramos “Empire“, segundo track del disco, una canción que vuelve a coquetear con el pop más dance que, por suerte, huele a single (o no huele a caca, como lo quieras llamar) desde lejos. En esta canción, la instrumental adquiere cada vez más y más fuerza, quedando un resultado satisfactorio pero que no llega a sorprender. Es la desnudez el elemento que hubiese hecho de esta canción todo un temazo. Si no, escuchad “Sirens” de Cher Lloyd (sin ser ella nada del otro mundo).

El segundo single de “Chapter One” llega en la tercera pista del álbum. “Glow” es una canción cargada de frases clichés que, para qué negarnos, consigue enganchar. Sin embargo, esta pista, al igual que casi todas las del disco, peca de falta de personalidad. Una Ella poco cómoda, con una instrumental (una vez más) excesiva para ella, perdida entre tanto tema y que ni siquiera consigue hacerse con un hook tan marcado y efectivo como el del primer single. Pero, repito, como sencillo es todo un acierto. Hay que tener en cuenta que, si bien un disco de baladas sería un completo coñazo aburrimiento, es el plato más fuerte que nos puede ofrecer la cantante, lo cual queda demostrado en “Yours“. Este tema consigue mostrar, por primera vez, una Ella desnuda ante un piano, con una voz controlada y que fluye de manera espléndida. Sin necesidad de alcanzar sus increíbles notas agudas o sus espantosas notas más graves, Ella consigue ya la mejor canción del disco. Peligro. A partir de este momento nos encontramos sin frenos en una cuesta sin fin.

Ella empieza a tocar más palos que una actriz porno. Desde un rollo Motown con “Mirror Man“, que acaba siendo una canción pedante que no la lleva a ningún lado bueno. Algo que podría haber sido bueno queda en un espantoso intento fallido que esperemos que no convierta en single. Además, el rollo antes-de-dormir en “Hard Work“, canción que puede ser incluida con facilidad en aquella playlist que tenemos en nuestro iPhone a la cual llamamos “dormir” o “sleep” (dependiendo de lo mainstream que seamos), no es nada efectivo. Lo peor es que este “duro trabajo” no es más que una introducción al largo EP que parece haber sido incluido en el LP. Un EP que pude llamarse “Happy Christmas by Ella Henderson” a la perfección. ¿Para qué esperarse al tercer disco como ya hizo Leona pudiendo hacerlo en el primero?

Y, evidentemente, si no hay gran despropósito, no hay disco. “Pieces” es el “Jewels & Drugs” del disco, el “Meteorite”, el “Hands On Me”… La británica parece estar diciendo “miradme, hago dance” a lo largo de la canción. Un grito de ayuda en toda regla. Y la ex-concursante de Factor X, muy inocente, decide intentar arreglarlo con un par de notas bien agudas. “The First Time” sigue con la línea navideña en la cual se ha empeñado la adolescente. Un villancico moderno. Dado el corte de la canción, me da la sensación de que estoy escuchando la canción en un discman y no en un iPhone. ¡Pero qué indie soy! La canción puede ser considerada un descarte del peor álbum de Pixie Lott, con eso os lo digo todo. En “All Again“, Ella se disfraza de el Grinch y nos lleva, otra vez más, al frío diciembre. Nos coloca un jersey rojo de punto con un reno bordado, nos da una taza de chocolate caliente y nos obliga a poner uno de esos odiosos árboles de navidad que van por piezas. Es Navidad en “Chapter One” de nuevo. Eso sí, ¿dónde ha dejado las palabras “snow”, “Santa”, “family” y esas otras muchas que no faltan en ninguno de los villancicos de la historia musical? Como bien nos indica elnombre de la canción, estamos ante un mix de todo lo (malo) que ya hemos escuchado antes.

Pero, ¿qué pasaría si mezclases su tema “Empire” con uno de los villancicos ya escuchados en el disco? Su nombre es “Give Your Heart Away“, un villancico moderno-pop para los más rebeldes de la casa. La canción consigue un resultado satisfactorio que, viniendo de “Chapter One”, no sé ni yo muy bien cómo interpretarlo. Que alguien pare a esta chica, cae en picado hacia un foso oscuro en el cual se encuentran compañeras suyas de profesión como Pixie Lott, Cher Lloyd y muchas otras que murieron en el intento. Su último intento de salvar este disco se llama “Rockets” y, a diferencia de lo que se propone, la hunde aún más. La Ella pop-comercial no convence, la baladista no consigue hacerse con el control del álbum y la navideña no sabe que acabamos de entrar en octubre. Esta chica necesita alguien que la aconseje… y un calendario.

Los dos últimos tracks de “Chapter One” consiguen sacar un poco a Ella de ese foso en el que se ha introducido. Ella consigue empujar a Pixie un poco más hondo y quedar por encima (¡qué dificultad!). “Lay Down” es una canción que verdaderamente consigue tener sentido en este disco y que, a pesar de también tener un toque navideño nostálgico, queda muy por encima de todo lo mostrado con anterioridad (casi tan difícil como hacer algo mejor que la ya señorona Lott). Es “Missed” la encargada de cerrar el disco. Si lugar a dudas, la mejor canción del disco. La canción con la cual se presento a “The X Factor”, una canción verdaderamente personal y que, por suerte, también se puede decir que sigue esa línea que debería haber tenido este disco. Un estribillo simplemente fantástico. En definitiva, todo aquello que no tiene este disco.

Concluyendo, “Chapter One” es un disco sin dirección, argumentos o sentido. Una carta de presentación más que pésima para una joven promesa como Ella Henderson, la cual muchos apoyarán y defenderán bajo la excusa de aún no tener madurez necesaria debido a su edad. Un argumento que puede ser destruido con el maravilloso “Pure Heroine” de Lorde. Lo que debería ser un disco en toda regla, ha acabado siendo un mix de los temás más cutres que hayas escuchado cantar a artistas como Pixie Lott, Leona Lewis y, por qué no, Jessie J.

Nota: 3/10

Anuncios

5 comentarios en “Crítica: Chapter One – Ella Henderson

  1. Angel GH dijo:

    No estoy de acuerdo en nada de lo que has dicho, me parece el comienzo de una carrera excepcional. Este disco (discazo) es una muestra de la enorme calidad que tiene Ella, no digo que todas las canciones sean buenas, pero en su mayoría si. Esta chica de 18 años acaba de entrar en la industria musical por la puerta grande, lo que pasa que siempre habrá seguidores y detractores.

    • hellorubio dijo:

      Hola Angel GH,
      Vocalmente, Ella está muy por encima de la media. En cuanto a la selección de canciones, no. Aunque quizás yo tenía expectativas demasiado altas sobre este disco… Esto no implica el final de su carrera, ni mucho menos. Como seguidor de Henderson, espero que su siguiente trabajo siga la línea de temas como Missed o Yours.
      ¡Gracias por comentar! 🙂

  2. Andy dijo:

    Tus altas expectativas hacia el disco tal vez se pueden asimilar a mi actitud defensiva ante esta crítica cuando desde el principio calificas “los graves” de Ella como espantosos (cuando son una seña de esa personalidad que tú crees no poder encontrar en su disco). Si bien creo que es muy difícil hacer un buen disco debut que contente a una masa de fans surgida de un reallity creo que me he podido dar cuenta que aún es más difícil escribir una crítica sobre un dicho álbum. Por todo ello, respeto y admiro tu valor, al igual que el de Ella, pero no comparto tu crítica y por ahora esta chica me tiene cada vez más enganchado aunque todavía le quede mucho para convertirse en una de mis cantantes de iPod. Igualmente, hellorubio, gracias por tu trabajo el cual no quiero desmerecer en ningún momento. Un saludo.

    • hellorubio dijo:

      ¡Malditas altas expectativas las mias! Esperaba por su parte un muy buen álbum (que, dadas las críticas que está recibiendo “Chapter One”, para muchos lo es), pero me es imposible encontrar aquello que me enganchó durante The X Factor. Me alegra saber que por lo menos a ti te haya gustado el disco 😉
      ¡Muchas gracias por comentar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s