Crítica: El Amanecer del Planeta de los Simios

AMANECER-DEL-PLANETA-DE-LOS-SIMIOS

Los simios están de moda. Si bien hace un par de años “El Origen del Planeta de los Simios” lograba conquistar tanto al espectador como a la crítica especializada, cosechando además un gran éxito en taquilla, “El Amanecer del Planeta de los Simios” nos deja claro que esta nueva saga ha llegado para quedarse.


En primer lugar, hagamos una recopilación de la franquicia de simios más famosos de la historia cinematográfica. Todo empezaba con “El Planeta de los Simios” a en el año 1968, una cinta dirigida por Franklin J. Schaffner que lograba hacerse con una de las tan famosas estatuillas de la Academia. Tan solo dos años después, ya en la década de los setenta, llegaba “El Regreso del Planeta de los Simios”, con un cambio de director. “Huida del Planeta de los Simios”, “La Rebelión del Planeta de los Simios” y “Batalla por Planeta de los Simios” eran las continuaciones de aquella primera película tan exitosa que, además, vino acompañada de dos series de televisión también en dicha década. Tras un parón de más de 25 años, nada más y nada menos que Tim Burton (“Pesadilla Antes de Navidad”, “Big Fish”, “Ed Wood”) decide retomar la idea dando comienzo a una nueva saga. “El Planeta de los Simios” contaba con un reparto apetecible: un menos musculoso Mark Whalberg y una entrañable simio interpretada por la musa y mujer del director Helena Boham Carter conseguían la película más exitosa de la saga a pesar de no haber contado con una buena crítica ni por parte de la crítica ni por parte del espectador (50 en Metacritic y 5,7 en IMDb). Diez años más tarde, “El Origen del Planeta de los Simios” se hacía con el apoyo de ambos bandos y conseguían hacer la película más taquillera de la saga. Dirigida por Rupert Wyatt y protagonizada por James Franco, obtuvieron una película que, tal y como comunicaron, no tenía relación ni con la saga de los años 70 ni con la película de 2001. Y es ahora, tan sólo tres años más tarde, cuando tiene lugar “El Amanecer del Planeta de los Simios”, segunda parte de esta nueva saga iniciada en el año 2011.

“El Amanecer del Planeta de los Simios” es una película de ciencia ficción que narra la rivalidad por la conquista del planeta entre humanos y simios. Ya visto cómo fue el comienzo de esta enemistad, en esta cinta podemos ver cómo irán evolucionando cada uno de los bandos y como, visto el nombre de la película, los simios se van haciendo poco a poco con el planeta. En este filme encontramos dos personajes protagonistas: en el bando humano, Malcolm (Jason Clarke), un padre de familia que se encargará de negociar con el líder de los simios. Por otro lado encontramos al ya conocido César, también padre de familia (simio, claro está) que tendrá que enfrentarse a humanos e intentar lidiar todo tipo de situaciones. Una película cuya trama está “cogida con pinzas” pero que sabe desenvolverse correctamente y entretener al espectador.

La octava película de la franquicia más popular de simios tiene una función clara: entretener. El guión es algo mediocre a la vez que imprevisible, algo que “El Amenecer” intenta solucionar a base de impresionantes efectos visuales. Se trata de una de esas películas que verdaderamente merecen la pena ver en el cine debido a su gran impacto visual. Sin embargo, no hablamos de una película que debamos ver dos o más veces. Personalmente, “El Origen del Planeta de los Simios” me pareció una cinta muy sobrevalorada. Donde algunos veían un filme excepcional, yo simplemente veía una película que no cumplía ni con unas expectativas visuales ni, al igual que esta nueva entrega, una trama que no fuese previsible e insípida. Esto me hace llegar a una conclusión: “El Amanecer” sólo es apta para aquellas personas que hayan disfrutado la anterior cinta. Que ni las buenas críticas ni el efecto boca-a-boca te despiten. Simios contra simios, humanos contra humanos y simios contra humanos. Ni rastro de aceptables giros argumentales o sorpresas, aunque sí destacar el flashback hacia la anterior entrega creando un mayor acercamiento al personaje simio protagonista.

Uno de los principales problemas de este filme radica en sus actuaciones y en sus respectivos personajes. Es prácticamente imposible conseguir adentrarse en alguno de los personajes humanos que encontramos en la película por dos simples motivos. En primer lugar, los actores. Ni el personaje protagonista, ni ninguno de los miembros de su familia ni algunos de los personajes que viajan en busca de negociaciones positivas con los simios consiguen su objetivo. Ni siquiera Gary Oldman es capaz de salvar la escasez de potencia interpretativa que desgraciadamente caracteriza a esta película. En segundo lugar, y dejando a un lado las interpretaciones, los personajes. En “El Amanecer” no encontramos ningún personaje que nos hipnotice y haga que caigamos a sus pies, ya sea héroe o villano, algo que sí llegaba a ocurrir en “El Origen” con el personaje de James Franco. Quizás la causa de esto sea la mala estructuración de la película. Ningún personaje consigue estar el tiempo suficiente en pantalla como para poder encariñarnos con él, lo que implica que son personajes excesivamente frágiles y simples. Desde un punto de vista personal, hubiese preferido la retirada de algún que otro personaje sin importancia con el fin de que otro pudiese acaparar algo más de atención.

Este filme, a pesar de tener una estructuración simplemente decente en su guión, contiene partes bastante bien elaboradas. Destacar el modo en el que tratan la situación de la familia del simio protagonista y la amistad y apoyo que existe con otro simio protagonista, Koba, que a pesar de ser un personaje villano, consigue crear en el espectador ese odio buscado por el director. Sin embargo, hay diálogos demasiado lamentables. Aún no puedo olvidar una de las escenas en el que la mujer del protagonista comienza a lanzar alabanzas hacia su marido con frases clichés. Digno de una TV-Movie de Antena 3.

Para finalizar, y centrándome en el apartado visual, la película cumple con creces lo prometido. Visualmente impactante y conmovedora. Cada uno de los simios están cuidados al detalle, aunque estén en un plano casi no visible. Escenas que pasarán a la historia por su majestuosa fotografía, con grandes efectos especiales que te introducen de lleno, esta vez sí, en las escenas de máxima acción. Comparándola con una de las mayores obras de arte cinematográficas del cine visualmente, “La Vida de Pi”, he de decir que consigue la realidad que muchas escenas de la película de Ang Lee no logra. Destacar además una oscuridad en los planos perfecta, fallo principal de películas como Maléfica, debido a la importancia que cobra en muchísimas escenas. Cero ruido en una fotografía. Como ya he comentado, espléndida.

En definitiva, “El Amanecer del Planeta de los Simios” es una película que entretiene y es un must para aquellos amantes del cine en su aspecto más visual, pero que no logrará calar en aquel que no llegó a disfrutar de sus otras películas de la franquicia. Como diría Shakespeare: “Muchos simios, pocas nueces”

Nota: 6,6/10

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s